Comienzan las pruebas del cercanías del Aljarafe

El servicio ultima los detalles a una semana de su inauguración.
19/03/2011. El Correo

Los primeros trenes comenzaron a circular esta semana por los raíles de la nueva línea C-5, el Cercanías del Aljarafe, con el objetivo de ensayar su inauguración prevista para dentro de una semana: el día 27. En concreto, se están haciendo pruebas para ajustar detalles como la señalización, las cuestiones telemáticas y los tiempos y lugares exactos de parada en cada estación. Los trenes que estos días se pueden ver circular por la antigua vía férrea Sevilla-Huelva transformada para el nuevo servicio con una inversión superior a los 50 millones de euros -básicamente para rehabilitar o construir las seis estaciones previstas- son del modelo Civia. Es, de hecho, el más habitual en la red de Cercanías y en concreto el 90% de la flota del área metropolitana está ya adaptada a este modelo.

Mientras se ultiman estos detalles, y cuando el PP mostró este viernes sus dudas de que el servicio vaya a funcionar el día 28, es decir la primera jornada después de la inauguración del domingo que viene, Renfe colgó ayer en su web las seis nuevas estaciones de la C-5, si bien todavía no están publicados los horarios. Eso sí, ya se conoce que la frecuencia de paso en horas punta será de unos 30 minutos, algo que para algunos de los alcaldes es insuficiente y sugieren reducirla a 15 si hace falta.

Entretanto, las obras continúan contrarreloj en algunas de las estaciones, en las que se está trabajando día y noche con tres turnos, para garantizar que estén acabadas a tiempo. Otra cosa serán los accesos, donde los trabajos para su acondicionamiento completo durarán todavía varias semanas más porque las últimas lluvias interfirieron en su normal desarrollo y llevan bastante retraso.

La inauguración de la C-5 será justo el día antes de que queden totalmente prohibidos por la ley este tipo de acontecimientos por la próxima celebración de las elecciones municipales, cuya campaña arrancará el 5 de mayo. En este contexto, el Ministerio de Fomento -presionado lógicamente por la Junta de Andalucía y los alcaldes de los pueblos directamente beneficiados que en este caso son ocho y todos del PSOE- se puso las pilas para poder tener a tiempo una infraestructura llamada a marcar un antes y un después en la movilidad de la comarca más poblada de Sevilla y con problemas endémicos en comunicación y transporte público.

Es más, con la parálisis que sufre, especialmente en el Aljarafe, la costosa ronda de circunvalación SE-40 -1.400 millones de euros- o la incierta situación del prometido tranvía para la comarca, sin olvidar la por ahora descartada ampliación de las futuras líneas del Metro de Sevilla hasta la corona, el Cercanías del Aljarafe está llamado a servir como la mejor -y la única- tarjeta de presentación en la materia de cara a los comicios que están al caer. Eso lo sabe el PSOE, que se mete prisa en el estreno, y el PP, que pone su dosis de dudas.

Publicado por Andrés Trevilla el domingo, marzo 20, 2011  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada