Los parkings del Cercanías del Aljarafe se quedan pequeños en una semana

Dos de las seis estaciones ya registran llenos y necesitan ampliaciones.
03/04/2011. El Correo

Una semana después de su estreno, al Cercanías del Aljarafe se le han quedado pequeños los aparcamientos disuasorios habilitados en las seis estaciones de la comarca. Lo anhelaban los alcaldes en la inauguración y el deseo se cumplió en un tiempo récord. De hecho, dos de los parkings registran un lleno absoluto y, además, en uno de ellos, el de Villanueva del Ariscal-Olivares, los conductores se ven obligados bien a esperar bien a aparcar en doble fila.

Esto se vive pasadas las 9.00 horas, cuando el grueso de pasajeros -los que se desplazan por motivos laborales- dejan su vehículo aparcado en las estaciones y cogen la línea C-5 rumbo a la capital hispalense. Las consecuencias del éxito del servicio se detectan sobre todo en esta terminal, que según las primeras estimaciones, es la que más uso está teniendo. El primer día acaparó el 26% de los pasajeros y en los tres primeros viajes del pasado viernes se habían montado en el tren más de 60 personas.

No resulta extraño, por tanto, la falta de aparcamientos, con sólo 74 plazas disponibles y que, dada la ubicación de la estación, a mitad de camino entre Villanueva del Ariscal y Olivares, es difícil hallar otro lugar en el que estacionar. La solución visible por el momento, aunque sea a medio plazo, está en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Villanueva del Ariscal, que contempla la habilitación de carriles bici y acerado que faciliten el acceso, además de la construcción del parque empresarial previsto junto a la estación y que recoge bolsas de aparcamiento.

De todos modos, este lleno no es un caso particular de un solo apeadero. Los coches han tomado también el de Salteras, aunque con la salvedad de que la estación no está aprisionada por la carretera y hay unos terrenos anexos que permiten una ampliación del parking, que en estos momentos está limitado también a 75 plazas. Estacionan allí no sólo los usuarios de Salteras, sino curiosamente los de Albaida del Aljarafe, Olivares y Valencina de la Concepción, que ven más accesible este apeadero que los suyos.

Los niveles de ocupación en el resto son algo más bajos, aunque se sobreentiende que por sus características particulares: los conductores que arriban a las estaciones de Sanlúcar la Mayor y Benacazón son de municipios limítrofes en su mayoría (Huévar del Aljarafe, Pilas, Umbrete, ...), dado que se encuentran dentro de los cascos urbanos y se puede acceder fácilmente a pie.

Caso distinto es el de los apeaderos de Valencina de la Concepción-Santiponce y Camas, que al encontrarse alejados de la población registran una ocupación del 50%. Este dato, unido a que hay una mayor frecuencia de los autobuses del Consorcio de Transportes del área metropolitana -en Camas pasa cada 10 minutos- concuerda con una menor afluencia de pasajeros.

Publicado por Andrés Trevilla el domingo, abril 03, 2011  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada