Sin dinero y sin atascos, los proyectos caen en el olvido

Inversiones pendientes
09/03/2013. Diario de Sevilla. T. Perdiguero

La decisión del Consorcio de Transportes de reducir la frecuencia de paso de los autobuses no es la única consecuencia de la crisis en materia de movilidad urbana. Hay otros proyectos que amarillean en los cajones de las administraciones. No hay dinero. Más, cuando es un hecho que hay menos atascos porque de los vecinos que antes se movían por el área metropolitana se están quedando sin trabajo y en casa. El transporte y las carreteras han dejado de ser motivo de monumental cabreo ciudadano -el leitmotiv de los políticos, normalmente- como ocurría cuando los accesos se colapsaban, provocando ríos de tinta y de promesas.

No hay novedades, por ejemplo, sobre las conexiones con tranvía del Aljarafe, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra. Ello, a pesar de que en el caso alcalareño la infraestructura -otra cosa es la adquisición de los trenes o el sistema de explotación- está al 80%. Fuentes de la Consejería de Fomento y Vivienda se remitieron a lo que su titular, Elena Cortés, dijo hace unos meses en el Parlamento, que depende "de la disponibilidad presupuestaria", sin plazos. Una vez que haya dinero, Alcalá será prioridad. Otra cosa será meterle mano al tranvía del Aljarafe, la línea que debía conectar el Metro desde Ciudad Expo, en Mairena, hacia el hospital de Bormujos, con la complicación de que parte del recorrido va por casco urbano consolidado, con casas y zonas verdes, que obligan a ir de la mano además de un Ayuntamiento de distinto signo político.

Porque esa circunstancia sigue siendo un problema, incluso, en cosas sencillas, como ha ocurrido con el viejo puente ferroviario de Camas, en uso desde hace años como plataforma para autobuses, pero que se cierra el lunes, de momento, por falta de acuerdo entre Adif y el Consorcio de Transportes sobre el modo de cesión definitivo y por una deuda de 60.000 euros.

En el cajón de la Junta están las dos plataformas reservadas para autobuses más amplias que planteó en 2008: entre Gelves y Sevilla -por el puente de hierro, el tramo que ya funciona- y otra entre Camas y Sevilla. Son proyectos que salieron a exposición pública, que San Juan y Camas alegaron porque afectaban a sus cascos urbanos. Pero de los que no se sabe nada. Desde la Junta se insiste en que "están ya redactados" y pendientes de la imprecisa "disponibilidad presupuestaria".

Teniendo en cuenta que la Consejería está en manos de IU, que tiene por bandera el fomento de los "transportes no motorizados", es decir, la bici y los trayectos peatonales, lo que sigue tramitándose es la plataforma ciclista y peatonal entre San Juan y Tablada, sobre la SE-30. Se está con las expropiaciones forzosas.

Pero sigue paralizada la variante norte a la carretera A-8077, de Sanlúcar a Camas, pasando por Salteras, Valencina o Castilleja de Guzmán. Después de las alegaciones de los colectivos conservacionistas por la afección a zonas arqueológicas, hay un trazado elegido. Nada más.

En cuanto a lo que compete a otras administraciones, esta semana, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ratificaba que no hay fecha para que la tuneladora almacenada en Coria del Río comience a horadar el Paso Sur, de la SE-40, por debajo del Guadalquivir hasta Dos Hermanas. Después de muchos años, poco más del 19% de los 77 kilómetros de la nueva circunvalación están abiertos a un tráfico de capa caída. Sí que se logró poner en marcha el tren de Cercanías en el Aljarafe, con la asignatura pendiente de aumentar las frecuencias de paso.

Pero la lista de proyectos en suspenso es aún más larga: la culminación del Acceso Norte a Sevilla, el desdoble de la carretera que une Alcalá y Dos Hermanas, la autovía de Los Alcores siguen a la espera de tiempos mejores.

Publicado por Andrés Trevilla el sábado, marzo 09, 2013  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada