Valencina y Sevilla tienen la contribución más alta y Marinaleda la más baja

La mayor subida con respecto al año 2011 se ha registrado en Espartinas, con un 58%
15/01/2012. Diario de Sevilla

Al margen de las subidas que conllevarán las medidas extraordinarias aprobadas por el Gobierno central, un análisis de los gravámenes del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en Sevilla revela que en lo que respecta a la parte que es de competencia municipal, Valencina de la Concepción tiene el tipo más alto, fijado en un 0,85, y Marinaleda, el más bajo, con el 0,33. En ambos casos, el porcentaje es el mismo que el del año pasado, según los datos que ha recopilado este diario del Ministerio de Hacienda, el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y de los ayuntamientos.

Valencina se sitúa incluso por encima de la capital, donde la contribución se ha congelado para 2012 en el 0,847. En el tercer puesto se coloca Espartinas, con el 0,79. Es esta población donde se ha producido la mayor subida con respecto a 2011 (58%) aunque, como en todos los casos, ha sido antes de que acabase el año y el Gobierno de Mariano Rajoy anunciara el incremento extraordinario del IBI durante 2012 y 2013 para aminorar el déficit público. Desde el Ayuntamiento que dirige Domingo Salado (PP) se insiste en que la subida se produce después de que el impuesto haya estado congelado durante años en el 0,50.

En el cuarto puesto y con un 0,76 se sitúa Mairena del Aljarafe, donde el tipo no se modifica desde el inicio del mandato pasado, cuando ya fue una decisión polémica que motivó incluso una crisis en el seno del grupo socialista, entonces en el gobierno local. A partir de quinto puesto aparecen las primeras localidades fuera del área metropolitana. Se trata de Arahal y El Real de la Jara -ésta de la Sierra Norte y con poco más de 1.600 vecinos-, que aplican un gravamen del 0,75. Le siguen Morón de la Frontera (0,73); Alcolea del Río (0,72); Bollullos de la Mitación (0,71) -donde la subida fue especialmente criticada por IU-; y Villamanrique de la Condesa y La Algaba, con el 0,70 fijado para 2012. En estos puestos de salida hay ayuntamientos de todos los signos políticos.

Al margen de esta cifra que fijan los municipios, que debe aprobarse en el Pleno y publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia, en el recibo que llega a los ciudadanos con vivienda en propiedad son determinantes otros aspectos, como los metros cuadrados de cada inmueble, el lugar donde se ubica y el año en el que se llevó a cabo la última revisión catastral, que, aunque los ayuntamientos hayan mantenido intacto su tipo o lo hayan bajado, conlleva subidas, que se aplican de forma escalonada durante varios años.

Aznalcázar, Casariche, Castilleja del Campo, Estepa, Herrera, Peñaflor y Tocina han bajado su gravamen para 2012. También lo han hecho Alanís de la Sierra, Fuentes de Andalucía, Gilena y Guillena, aunque en este caso, la subida excepcional decretada por el Gobierno central parece que se aplicará, finalmente, sobre el tipo de 2011.

Pese a las subidas, desde los ayuntamientos se destaca que se ha hecho un esfuerzo por ampliar los casos en los que se pueden aplicar bonificaciones en el IBI para las familias numerosas o los sectores más castigados por la crisis y el paro. También se están generalizando los pagos en al menos dos recibos, que era excepcional hasta no hace tanto.

En el otro extremo de la tabla, es decir, los ayuntamientos que mantienen una contribución más baja, está Marinaleda, con el 0,33, y Cazalla de la Sierra, con el 0,365. Pero no es sólo una cuestión de pueblos pequeños y alejados de la capital, porque en tercer lugar aparece Dos Hermanas que mantiene un gravamen del 0,38. Un buen puñado de poblaciones aplica un 0,40: Alanís, Gerena, Gilena, Los Molares, Las Navas de la Concepción, La Roda de Andalucía, El Ronquillo, Tocina y Villanueva del Ariscal.

En general y pese a las enormes dificultades financieras que tienen los ayuntamientos, la mayoría (76 de 105) han intentando no tocar este impuesto, uno de los que tienen mayor repercusión en los ciudadanos, aunque sí hayan aprobado subidas muy importantes en las tasas y los precios públicos de servicios que consideran optativos para la población.

Según los datos recopilados, sólo 17 ayuntamientos han subido el IBI para 2012. Junto a Espartinas, destaca El Coronil (un 30%); Alcalá de Guadaíra (20%) y Montellano (18%), aunque también los suben Bollullos, Brenes, Las Cabezas, La Lantejuela, Lebrija, Lora de Estepa, Morón, Los Palacios, Paradas, La Rinconada, El Rubio, Utrera y Algámitas.

Publicado por Andrés Trevilla el domingo, enero 15, 2012  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada