Las obras del carril bici dejan al descubierto tres nuevas tumbas

Una de ellas es un dolmen de corredor y las otras son de pozo Los trabajos se han suspendido.
10/02/2015. Diario de Sevilla. Trinidad Perdiguero

Las obras del carril bici que la Diputación de Sevilla está ejecutando entre Castilleja de Guzmán y Valencina de la Concepción han dejado al descubierto tres nuevos enterramientos prehistóricos ubicados justo a la entrada de esta última localidad, en una curva que hace la carretera.

En concreto y según los datos de los que dispone la asociación Los Dólmenes, de Amigos del Patrimonio Arqueológico Aljarafe Norte, se corresponderían con tres tumbas: dos de ellas son de tipo pozo -huecos, con bastantes restos óseos en su interior, tapados con una losa-, pero la tercera sería un dolmen de corredor. Según la presidenta de la asociación, Luz Mato, que está siguiendo de cerca los trabajos desde que los restos aparecieron hace una semana aproximadamente, se trataría de unos yacimientos de primer nivel, muy importantes, a pesar de que toda esta zona del Aljarafe norte está poblada de enterramientos de este tipo, en número acorde con la importante población que acogió en el Calcolítico, alrededor de lo que entonces era el estuario del Guadalquivir, y con los dólmenes de La Pastora, Ontiveros y Montelirio como principales referencias de los ritos funerarios de aquella sociedad.

Según informó la asociación y confirmaron también fuentes de la Diputación , por el momento se han hecho cargo de los primeros trabajos de excavación el equipo de arqueología que tenía contratado la propia constructora. Hay dos arqueólogos y varios operarios, que estarían haciendo un trabajo minucioso y siguiendo los protocolos previstos. Ayer hubo también una reunión en la Delegación Provincial de Educación, Cultura y Deporte, tras la cual se acordó esperar unos días para que los técnicos terminen de calibrar la trascendencia del yacimiento y adoptar o no la decisión de paralizar del todo las obras para un estudio más profundo, algo que no se descarta.

No obstante, desde la asociación de Los Dólmenes se tiene claro que la importancia de los restos obligan a buscar una alternativa para que el carril bici no acabe enterrando el yacimiento, bien cambiando el trazado o bien diseñando algún tipo de paso elevado como alternativa. Desde la asociación hicieron ayer un llamamiento a las administraciones para que la prisa por culminar el carril bici -está financiando con fondos Feder, que hay que justificar en un determinado plazo de tiempo, o el hecho de estar en periodo preelectoral- no impidan que se haga un trabajo serio.

Según Mato, el descubrimiento se habría producido por casualidad, porque normalmente la construcción del carril bici no requiere de una excavación tan en profundidad, pero se habría hecho en este caso, haciendo aflorar unos enterramientos de gran interés.

Este tramo de carril bici entre Valencina y Castilleja de Guzmán tiene 2,25 kilómetros y una inversión prevista de más de un millón de euros, la mayoría de fondos Feder de la UE. Según se anunció cuando se pusieron en marcha las obras, estaba previsto que estuvieran concluidas del todo para la primavera de este mismo año.

La importancia de los yacimientos arqueológicos de la edad del cobre de los que hay constancia en toda esta zona de Valencina y Castilleja de Guzmán ha motivado que el importante movimiento ciudadano en torno al patrimonio histórico y el territorio que haya logrado frenar varios intentos por desdoblar carreteras sobre zonas sensibles, como ésta en la que han aparecido los nuevos dólmenes con la obra de un carril bici.

Publicado por Andrés Trevilla el martes, febrero 10, 2015  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada