En busca del calcolítico más vivo

Un convenio entre el Ayuntamiento y las universidades Complutense y de Würzburg busca conseguir fondos del Gobierno alemán para excavar.
09/09/2014. Diario de Sevilla. Luis Sánchez-Moliní

Hasta el momento, las investigaciones y excavaciones en el entorno de Valencina se han centrado en la necrópolis, en los dólmenes, en los ajuares funerarios, pero ahora queremos saber más sobre cómo era aquel poblado de la edad del cobre -época también conocida como calcolítico-, sobre su sociedad, su economía...". Con estas palabras definió este lunes el arqueólogo de la Universidad Complutense Alfredo Mederos el objetivo del convenio firmado entre la institución madrileña, la Universidad de Würzburg y el Ayuntamiento de Valencina de la Concepción para avanzar en las investigaciones sobre el que es considerado por el también arqueólogo Thomas Schuhmacher como "el mayor poblado de la Península Ibérica" durante el periodo comprendido entre el año 3.500 y el 2.000 a. C.

Por ahora, en virtud de este acuerdo, ya se han realizado una serie de prospecciones geotécnicas en unas dos hectáreas propiedad del Ayuntamiento, en el límite norte de Valencina. Estos primeros trabajos ponen en evidencia la existencia de estructuras de una zanja defensiva, cabañas y silos: es decir, indican que aquella zona, conocida como el Cerro de la Cabeza, era parte del poblado calcolítico de Valencina. Estas conclusiones se apoyan también en la recogida de materiales de superficie hecha en dos semanas de trabajo.

La intención, ahora, es pedir, a través de la Universidad de Würzburg dinero al Gobierno alemán para desarrollar campañas arqueológicas de unos dos meses de duración durante, al menos, cinco años. Por su parte, el Ayuntamiento de Valencina , según explicó Sonia Arellano, concejal de Cultura de la localidad, aporta "todo el apoyo logístico necesario" y las infraestructuras locales, especialmente el Museo y la Casa de la Cultura, además del apoyo del arqueólogo municipal, Manuel Vargas.

"Nos se excavaba esta zona desde que lo hiciese en 1976 el ex director del Museo Arqueológico de Sevilla, Fernando Fernández", aseguró Alfredo Mederos, quien aseguró que la intervención servirá también para avanzar en el conocimiento de las redes comerciales internacionales en las que Valencina ya estaba inserta en la época, tal como se descubrió tras encontrar en la zona marfil procedente de África y Asia, en los que Thomas Schuhmacher es todo un especialista.

En los próximos días, los arqueólogos publicarán los resultados definitivos de las prospecciones realizadas. Posteriormente se solicitarán los permisos necesarios de excavación a la Junta de Andalucía.

Publicado por Andrés Trevilla el martes, septiembre 09, 2014  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada