Detectan en Valencina la posibilidad de numerosos vestigios prehistóricos


Supuestamente asociados a los grupos humanos que en la Edad del Cobre y etapas posteriores, en el subsuelo del municipio sevillano
02/05/2011. ABC

Un estudio geofísico realizado en Valencina de la Concepción (Sevilla) gracias a la colaboración de la Consejería de Cultura, la empresa de ingeniería 'Inserco' y la Universidad de Southampton (Reino Unido) revela la localización de "un número sustancial de potenciales elementos funerarios y de asentamiento" en el subsuelo de este municipio, activos supuestamente asociados a los grupos humanos que en la Edad del Cobre y etapas posteriores poblaban esta zona de la cornisa aljarafeña.

El estudio, promovido con motivo del proyecto de variante de la carretera autonómica A-8077, detecta bajo el suelo "dos grandes zanjas de cercamiento" al norte de estos activos, así como "un elevado número de elementos arqueológicos" y lo que podría ser un "nuevo dolmen". El pasado 2 de marzo de 2010, como se recordará, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordaba declarar Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Zona Arqueológica, una superficie de 779,16 hectáreas delimitada entre los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán. Este entorno, de hecho, alberga cuatro importantes monumentos funerarios de la Prehistoria, como son los dólmenes de La Pastora, Matarrubilla, Ontiveros y Montelirio, además de numerosos yacimientos arqueológicos en su mayoría relacionados con la población humana que, durante las edades del Cobre y del Bronce, habría habitado esta zona. Y es que ya en 1931, los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla, construcciones en 'tholos' dotadas de galería y cámara funeraria, fueron declarados monumentos, toda vez que no fue hasta finales de la pasada década cuando fue descubierto en Castilleja de Guzmán el dolmen de Montelirio, que a lo largo de los últimos años ha acogido diversas campañas de investigación.

La carretera de la polémica

En este escenario se enmarca el proyecto promovido desde hace años por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda para construir una variante que circunvale la cornisa del Aljarafe al objeto de conectar Camas y Sanlúcar la Mayor. La iniciativa pretende aliviar el tráfico que soporta la carretera autonómica A-8077 e, inicialmente, contemplaba una duplicación del trazado actual de esta carretera que atraviesa Castilleja de Guzmán y Valencina de la Concepción. Con motivo de este proyecto, entre el 15 y el 22 de diciembre de 2004, miembros de la Universidad de Southampton, en colaboración con la empresa de ingeniería 'Inserco', practicaron una serie de prospecciones geofísicas en Valencina de la Concepción al objeto de aclarar la localización de depósitos arqueológicos susceptibles de resultar afectados por la mencionada iniciativa de la Administración autonómica. Las prospecciones, realizadas mediante técnicas magnetométricas, derivaron en un informe fechado en enero de 2005 y cuyas conclusiones reflejan la localización de "un elevado número de elementos arqueológicos a lo largo de todo el transecto" del primigenio trazado de la nueva infraestructura.

«Tres concentraciones principales»

Este informe técnico, recogido por Europa Press, contempla la detección de posibles "depósitos arqueológicos significativos en el área circundante" de los dólmenes de Montelirio y La Pastora, señalando la acumulación de los posibles vestigios arqueológicos en "tres concentraciones principales" al oeste del dolmen de Montelirio, al norte del término municipal y al borde del área de prospección. "Todo demuestra elementos arqueológicos enterrados en el subsuelo. Probablemente, enterramientos que incluyan también silos y otros elementos similares", destaca este documento, que asocia estos hipotéticos activos patrimoniales con los monumentos que la zona conserva de las culturas calcolíticas.

«Zanjas masivas» y posible nuevo dolmen

De hecho, este estudio de 2005 presta especial atención a la localización de lo que podría ser "un nuevo dolmen" a cuenta de la concentración de "una colección de elementos" en la cima de una colina, aunque se trata solo de "una conjetura" dado el limitado alcance de estas pruebas magnetométricas. Las prospecciones, igualmente, reflejaron "dos zanjas masivas" de unos cinco metros de anchura "difíciles" de juzgar y de trazado "curvilíneo" que los expertos atribuyen, también hipotéticamente, a la Prehistoria. De cualquier modo, este informe entiende resuelta la localización "con éxito" de "un número sustancial de potenciales elementos funerarios y de asentamiento asociados con la ocupación del Calcolítico y posterior", haciendo especial hincapié en estas dos zanjas y la posible nueva "tumba de cámara". Así, el informe concluye recomendando "un cierto grado de investigación" en torno a estos activos, toda vez que, desde 2005, el plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán, en los aledaños del dolmen de Montelirio, ha sido objeto de una excavación arqueológica de carácter preventivo y la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Valencina de la Concepción promovían en 2010 una campaña de excavaciones en el entorno de los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla.

Publicado por Andrés Trevilla el lunes, mayo 02, 2011  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada